Y si considero que yo no sé ni diseñar, ni programar y mucho menos resolver una ecuación matemática demasiado compleja me tendría que pegar en tiro en la mano derecha porque un niño de 8 años, llamado Marko Calasan, de Skopje, la capital de Macedonia, se volvió el experto en redes informáticas más chico del mundo.

Me gustaría recibirme en Ciencias de la Computación cuando sea grande y crear un nuevo sistema operativo.

El nuevo Linus Torvalds aprendió a leer y escribir a los dos años, cuando nosotros todavía estábamos mirando los Teletubbies y desde ahí se empezó a interesar por los ordenadores.

Su mamá comentó que las habilidades para aprender de Marko son excepcionales (ajá, dime algo que no sepa) y que su padre, quien dirige una escuela de computación, lo llama cuando surge algún problema (si...esto se llama trabajo infantil y es ilegal :-).

Al pequeño también está fascinado por la física y la astronomía así que ya saben, tenemos un potencial Stephen Hawking en Macedonia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.