Sí, la música en la era digital es otra cosa que multas y cárcel para los piratas informáticos. ¿De qué estoy hablando? El álbum más vendido del año en versión MP3 fue uno con licencia Creative Commons.

El disco fue Ghosts I-IV (todavía lo pueden descargar gratuitamente) de Nine Inch Nails y aunque cualquiera podría haberlo obtenido gratuitamente fue el más vendido. Parece que esto demuestra que por más protecciones que se le ponga a la música o se persigan a los piratas que lo suban a la red eso no es lo que importa (si la gente quiere lo va a conseguir de todos modos).

Vamos a los datos técnicos. El disco generó nada menos que US$1.6 millones en ingresos la primer semana, alcanzando el #1 en los charts de Billboard Electronic. Por otra parte, Last.fm, la red más importante a lo que música se refiere, lo tiene como el 4to disco más escuchando del año con 5,222,525 scrobbles y, por último, fue el disco más vendido en Amazon en el 2008.

Y como dije anteriormente, los fanáticos de NIN podrían haber ido a cualquier sitio de descarga (incluso la web del grupo donde el disco se lista hasta en formato FLAC) pero, si bien muchísimos lo hicieron, esto alcanzó incluso para generar los ingresos y exitosos números que cité en el párrafo anterior.

Ya saben qué decir cuando venga algún amigo fundamentalista en contra de Creative Commons y las descargas gratuitas de música (¿todavía existen?).

Vía: Pixel y Dixel

👇 Más en Hipertextual