Como muchos sabrán, los trackers de BitTorrent no deberían poder tener publicidades de Google por el simple hecho que están involucrados o enlazan material con Copyright. Guste o no esta es una de las tantas políticas que hay que respetar (o no y no pones sus ads) de la empresa.

Pero un inconveniente surgió en Noruega donde muchos anunciantes se quejaron por aparecer en IsoHunt que es nada menos que el tercer sitio de torrents más grande del mundo. Lógicamente hay sitios relacionados a esta red P2P que todavía poseen los anuncios de Google, pero es simplemente porque no están enterados de que existen (tarde o temprano los quitarán, no lo duden).

Pero con IsoHunt el problema es diferente. El tema surgió porque el sitio no está directamente relacionado a Google, sino que las publicidades que aparecen a través de Ask.com, un revendedor del buscador. Desde cuándo están las publicidades brindadas por Ask no se sabe (podrían ser bien meses o incluso años).

La gente del sello discográfico Sony BMG y la tienda musical Platekompaniet se quejaron fuertemente y el representante de artistas StatoilHydro dijo que esto es para pedir disculpas y que no quiere contribuir con el financiamiento de este tipo de sitios.

¿Qué pasó? Bueno, las publicidades de Google lógicamente no aparecen más en el sitio y la empresa salió a disculparse pero también explicó que era imposible saber sobre la existencia de esos anuncios porque no fueron puestos directamente por la empresa.