Steve Ballmer no es como Steve Jobs. Él no tiene seguidores, ni fanboys, ni es tan famoso como el CEO de Apple y, seamos sinceros, tampoco tiene tan buenas ideas como su tocayo.

Parece que la gente de Gizmodo no lo quiere demasiado y realizaron una competencia pidiéndole a su audiencia que utilice las imágenes de la última keynote del CEO de Microsoft para realizar graciosas ediciones con el Photoshop.

Los resultados simplemente son geniales.