Turritopsis dohrnii es una criatura "inmortal" «cuando esta criatura se enfrenta a una merma de nutrientes o a un peligro medioambiental, se colapsa adoptando la forma de una gota, y reiniciando su ciclo vital desde el principio». Impresionante.