El Blip Festival, que se realizó desde el 4 a 7 de diciembre en Brooklyn es un espacio para que músicos, modders, diseñadores y todo tipo de artistas se presenten. Estos artistas vienen de todo el mundo para hacer sus presentaciones musicales con Game Boys, Commodores 64 o Famicoms y la realidad es que, aunque vaya a sorprender a muchos, los resultados son realmente interesantes y no sólo son sonidos quemantes y agudos que te molestarán en cuestión de minutos.

Pero además de la música los que se llevan muchos aplausos son los gráficos que pasan en las pantallas. Es como tomarse una pastilla y volver a tus 10 años cuando estabas sentado jugando a la Famicom o a la Atari en la pieza de tu casa.