Llorar, eso es lo único que hice al ver el primer trailer oficial de Dragon Ball, una de las series que marcó mi infancia. Hay cosas que no deben ser llevadas al cine (esta frase debería ser ley) y este anime es una de esas.

Es imposible, por más tecnología que se use y buenas actuaciones que se realicen, representar a la perfección una serie con tantos detalles como es Dragon Ball.

Espero tener que comerme mis palabras y que el film termine siendo algo increíble. Aunque lamentablemente no creo que esto vaya a suceder.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.