*¿El mejor anuncio publicitario de la historia? al menos así es como lo describe Michael Arrington en TechCrunch. Definitivamente hay cosas mucho más creativas sin necesidad de ser tan directo, obvio y prácticamente machista (aunque entiendo que no necesariamente lo sea, mas bien es algo bastante descarado para efectos comerciales) pero definitivamente llama la atención por si mismo más que por lo que se anuncia.

El video es total y completamente NSFW a menos que en tu oficina sea válido ver un video donde aparecen 300 danesas enseñando las tetas mientras hacen paracaidismo en vez de estar trabajando. Por cierto, la publicidad es una lavadora de Siemens, como decía, es lo de menos.