chemtrails.jpg

Días atrás escribía acerca de los chemtrails esa loca teoría conspiratoria que las estelas de condensación que dejan los aviones no son tal, sino compuestos químicos para causar daños en la población.

Cuando se trata de teorías conspiratorias, el sentido común parece desaparecer por completo, por lo que me puse a pensar en 5 razones (basadas justamente en el sentido común) por las cuales la teoría de los Chemtrails es totalmente ridícula:

  1. Arrojar compuestos químicos entre 26.000 pies (7.900 metros) y 41.000 pies (12.500 metros) que es la altura promedio de un avión es poco efectivo. Para fumigar a la población, debería de hacerse a nivel de la tierra.
  2. Si los chemtrails fueran ciertos, ¿por qué se arrojan durante todo el vuelo y no en las zonas pobladas?
  3. Si los chemtrails fueran ciertos, considerando que se ven las estelas durante la mayoría del vuelo, ¿dónde se guarda tanto componente químico dentro de avión?
  4. ¿Por qué se arrojan chemtrails en la mitad del océano?
  5. Gran parte de la defensa a la existencia de los chemtrails es que después de arrojados se expanden. ¿Conocerán la existencia del viento? no es necesario subir a tales alturas para comprobarlo, con ver el movimiento de las nubes es suficiente.

Y como dice el principio de la navaja de Occam: la explicación más sencilla es probablemente la correcta, las estelas dejadas por los aviones son producto de la condensación del agua (en forma de gotas o cristales de hielo) arrojada por los motores en el proceso de combustión y no un elaborado plan de dominación mundial por medio de métodos poco efectivos, muy complicados y difícilmente explicables. En su momento lo dijo muy claro Lev Grossman:

Las teorías conspiratorias provocan preguntas pequeñas y razonables que demandan respuestas que son simplemente muy grandes e irracionales para tragar

Foto: art es anna

👇 Más en Hipertextual