Gina Trapani, la gurú de la informática de Lifehacker, estuvo haciendo algunas pruebas con Windows 7 y determinó que bootea 20% más rápido que la versión actual -odiada por la mayoría- del sistema de Microsoft.

La mujer utilizó una PC con un procesador Intel Core 2 Duo (3.16GHz) con 4GB de RAM. La única diferencia que había entre Windows 7, Vista y XP es que el primero estaba instalado en un disco con conexión IDE y los otros en otro con conexión SATA. Lo cual es una desventaja para el 7 porque la conexión IDE es más lenta. Y, finalmente, también hay que destacar que la versión que se está probando es una beta sólo para desarrolladores que se repartió en la PDC y la versión final puede tener muchísimos cambios.

El test se realizó simplemente con un cronómetro con el que se empezó a contar desde la opción de "Choose your operating system" y no se tuvo en cuenta lo que tardó el escritorio en cargar porque eso depende de la configuración y aplicaciones que utilice las personas desde el inicio. Lo único que se midió es lo que tarda en cargar el booteo del sistema sin contar el Bios ni el escritorio.

Estos fueron los resultados:

  • Windows 7 Ultimate Beta - 27 segundos
  • Windows Vista Ultimate - 34 segundos
  • Windows XP Professional - 27 segundos

Windows 7 bootea 20.6% más rápido que Vista y exactamente lo mismo que XP (recuerden que el 7 estaba conectado a través de un IDE y XP a un SATA, lo que permitiría que el nuevo sistema operativo arranque más rápido).