Esta bien, no vivo en California ni en las costas australianas y por eso nunca pude surfear como uno de los Bra Boys. De hecho la máxima cantidad de tiempo para meterme con mi tabla al mar son esos 15 días de vacaciones que tengo al año y paso en la costa de Argentina (donde las olas no son las mejores del mundo).

¿Qué se puede hacer para sacarnos las ansias y poder surfear en la gran metrópolis? Pues, la respuesta es clara... ¡CHAIN SURFING!

Vía: Digg