Hace 17 años era sólo un niño, quizás el niño más visto del mundo (sin contar a las mellizas Olsen). Se llama Spencer Elden y fue la persona que creó una de las tapas de los discos más famosos e interesantes del mundo: Nevermind, de Nirvana.

El artista Kirk Weddle fue el encargado de tomar esa fotografía en una pileta de California que más tarde se convirtió, por la importancia que tuvo la banda, en lo que hoy conocemos, un ícono. Ahora, 17 años después, el que es actualmente un estudiante de secundaria, se tiró nuevamente a una pileta (esta vez con ropa) para representar la famosa portada y, si bien no es para nada comparable con la original, es bastante curiosa.

El adolescente bromeó explicando que fue bastante raro que tanta gente alrededor del mundo lo haya visto desnudo y que se siente la mayor estrella porno del mundo.

Un dato interesante del cual ya estuvo hablando hace un buen tiempo Arturo. En el año '91, cuando fue tomada la fotografía que terminó siendo conocida por cualquier persona que fuera fanática del rock, a los padres de Elden le pagaron sólo US$200 pero estoy seguro que sabiendo el éxito que tuvo podrían haber sacado unos cuantos miles. Mala suerte creo que le dicen.

Enlace: Nirvana Baby -- All Grown Up -- Re-Creates Classic Nevermind Cover Image