Yiyo postea en Esquizopedia otro de esos comerciales de Amnistía Internacional que, si bien por momentos causan bastante gracia, muestran una realidad: muchos gobernantes están haciendo idioteces mientras hay gente que realmente necesita la ayuda del país que ellos manejan.

Lo mejor de todo es que tratan de hacer todo lo posible (y lo logran) para crear publicidades y campañas lo más entendibles posibles. Sin necesidad de hablar otros idiomas.

Podemos cambiar lo que ellos hacen.