Luc Montagnier, premio Nobel de medicina de este año, dice que una vacuna para evitar que el VIH se propague por el cuerpo podría estar lista para 2012, siempre y cuando haya un fondo monetario adecuado.