Una buena cocinera (y esposa) le horneó a su marido para el cumpleaños un pastel con forma de MacBook. Realmente meticulosa la señora. Pueden observar en la fotografía hasta la pequeña ranura que sirve para abrir la laptop.

Pero, como bien informan a través de Gizmodo, parece que la mujer nunca escuchó hablar sobre unibody y los nuevos rediseños. O quizás sí lo hizo, puso su amor en la balanza y este no superaba los US$999 (precio que cuestan actualmente las anteriores versiones de las MacBook).