MSI_Wind_1.jpgEstos últimos días he estado pensando por qué un mercado tan extraño como las netbooks (esas portátiles de 7, 9 o 10 pulgadas, que cuestan 400 dólares o menos) están funcionando. Eran una receta para el desastre: materiales baratos, marcas poco conocidas --al menos inicialmente--, procesadores lentos, poca memoria, expansión muy limitada y teclados que para muchos pueden ser incómodos.

Aún así se están vendiendo como pan caliente; entiendo que inicialmente podría tener relación con el precio, pero no todo el mundo compra cosas por simplemente ser baratas, si no hay una utilidad implícita entonces no tiene por qué venderse.

¿Qué las hace tan populares? creo que tiene relación con mi propia experiencia, me explico:

La primera que use fue una Asus Eee PC de 7 pulgadas con un teclado tan pequeño y un sistema operativo tan básico que la limitaba para usos exageradamente básicos: leer email pero no escribirlos, leer feeds pero no publicad en mi blog, a veces escribir en Twitter y en alguna ocasión llevármela a algún café para mantenerme entretenido. Al final el iPhone reemplazó todas esas funciones y más.

Pero desde hace unos días estoy usando una MSI Wind (en versión Akoya Mini) con Mac OS X instalado. Cuando la compré tenía claro que sería un portátil bastante limitado, no tanto como el Eee PC, para escribir posts, contestar emails y tener un equipo "de batalla" para esos viajes corto de 1 o 2 días que hago tanto (mi MacBook Pro ya tiene muchas "marcas de guerra" por dicho motivo). Pero a medida que la uso más y más me doy cuenta que la pantalla pequeña no compromete la experiencia "normal" de navegar en el web. Me doy cuenta que el procesador es lo suficientemente bueno para que el sistema operativo de Apple funcione de maravilla y que como practicamente todo mi trabajo está guardado en la nube, no tengo que sincronizar o pasar archivos de un portátil al otro constantemente.

Entonces me doy cuenta que le mercado de las netbooks ha madurado en cuestión de un año. Pasando de equipos tan básicos que eran muy poco usables a equipos totalmente funcionales como la MSI Wind o la Acer Aspire One.

La verdad es que me gusta mucho pensar que la próxima vez que viaje tendré un pequeño bolso con un equipo que pesa apenas 1 kilogramo en el cual puedo hacer todo lo que necesito y más. Ese es mi mayor punto de venta (y no el precio) y es lo que me hace entender por qué el mercado de las netbooks sí está funcionando ...y muy bien.

👇 Más en Hipertextual