n95jpg1

En Julio de 2007 decidí cambiar mi residencia, de México a Europa y una de los primeros grandes cambios en la forma en que uso la tecnología era la posibilidad de usar de mejor forma la telefonía móvil por medio de smartphones que usaran conexión de datos 3G, redes inalámbricas y acceso a GPS.

Mientras en México tenía que usar un BlackBerry (sin cámara, sin GPS, etcétera) con una conexión EDGE sumamente inestable, pasé a tener disponibilidad de 3G ilimitado, la posibilidad de hacer todo tipo de cosas con el móvil, desde tomar fotos o video y subirlos a Flickr, Vimeo o YouTube en tiempo real, actualizar Twitter desde cualquier lugar, chatear, enviar emails, actualizar Facebook, geoposicionarme y quien sabe cuántas cosas más; la mayoría de estas actividades las hacía con algún teléfono Nokia, especialmente de la Serie N, aunque también he usado alguno de la Serie E.

Durante este último año, Nokia se ha encargado de darme varios modelos de teléfonos para probar, usar y abusar:

De todos, el que más he usado, es el N95 (más de 6 meses) que es el más caro y y el peor, pero en vez de enfocarme en cada teléfono y explicar cuales son los problemas que tengo con cada uno me gustaría explicar algunas de las características que encuentro entre todos:

  1. Son excesivamente difíciles de usar, sí, hacer una llamada es fácil, contestarla también y tienen resuelto la calidad de audio (siempre se escuchará bien) pero la usabilidad y el diseño de interfaz del sistema operativo de Nokia, llamado S60, es frustrante, lento, a veces complicado, y no hay total coherencia entre un modelo y otro; por ejemplo: la última versión de firmware del N81 no puede hacer muchas de las cosas que el N78 sí puede hacer, pero los motivos son inexplicables.

  2. Son caros, un ejemplo: el Nokia N95 libre llegó a costar entre $700 y $900 dólares, el precio cuando lo contratas con una operadora baja dependiendo del plan que tienes o la antiguedad del equipo. Me pregunto cómo es posible que un teléfono tan caro tenga una vida de batería tan mala y deplorable.

  3. Cada modelo parece ser hecho por una empresa diferente, con tres o cuatro modelos de la misma marca tengo 3 o 4 diferentes versiones del mismo sistema operativo que de una u otra forma se comportan diferente. No se trata de adaptarse al hardware. Todos toman fotos (y el botón para hacerlo está en la misma posición), aún así, la forma de acceder a la cámara o de mirar la galería de fotos es bastante diferente. A veces cambia un poco el diseño, a veces cambia el método por completo.

  4. Los botones, por algún motivo parecen estar en las posiciones equivocadas, me sucede, sobre todo con el N95 y el N81, la posición de los botones está en los lugares equivocados y en vez de presionar una cosa termino presionando otra, ¿por qué el botón de menú de aplicaciones está al lado del botón para iniciar una llamada? (N95) -- ¿por qué el botón de reproducir canciones está al lado del botón de aplicaciones y de iniciar una llamada? (N81)

  5. ¿Por qué insisten con un simple teclado numérico? El N95 es una máquina que hace mil cosas limitadísima por ese teclado numérico mal diseñado. Lo mismo me sucede con cualquier otro teléfono de la línea N. Siendo smartphones me encantaría tener más libertad para hacer cosas con un teclado más grande o QWERTY. Dicen que el teclado del N96 está mejor, pero no me queda claro, pues no lo he usado.

  6. No hay software para Mac lo siento, soy Maquero y se que soy una minoría pero me siento ignorado por la marca. Los Nokia y las Mac son una pareja perfecta, no solo eso, los maqueros tienen fama de ser early adopters y el mercado perfecto para teléfonos como la serie N. ¿por qué no puedo sincronizar, pasar canciones y actualizar el software del teléfono desde mi Mac?

  7. S60 parece Windows 95, los íconos son feísimos, la interfaz es desordenada, las tipografías que usan aún no tienen antialias (¡estamos en 2008!). El sistema de menús es arcáico y el método de instalación de software es extremadamente complicado.

Creo que Nokia realmente debería replantearse la estrategia de smartphones que ha tenido hasta el momento. Entiendo la necesidad de ofrecer algo para cada posible cliente y que su base de usuarios es exageradamente grande, aún así, la forma en que se ha desarrollado tanto el software como el hardware se siente vieja.

Todo lo que me molesta de los smartphones de Nokia que he usado hasta el momento se podría resumir en una sola frase: el que mucho abarca, poco aprieta, es algo que siento todo el tiempo con estos equipos:

  • , tienen GPS, pero es sumamente lento y tarda años en posicionarte correctamente.
  • , te permite escuchar música pero el software para hacerlo es desastrozo.
  • , puedes tomar fotos pero la cámara es exageradamente lenta.
  • , el teléfono hace mil cosas pero la batería dura 5 horas.

Aunque dejo en el tintero pequeños detalles (la tapa de batería de casi todos sus teléfonos o el desaprovechamiento del acelerómetro, la basura de navegador), No todo es malo en Nokia, tienen buenos aciertos y tienen muy buenas ideas, pero por el momento me quedo bastante decepcionado después de meses y meses de uso de sus teléfonos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.