John McCain pensaba en 1998 que Osama Bin Laden no era un "chico malo", como se evidencia en una entrevista en Mother Jones hecha en septiembre de ese año y publicada en la edición de noviembre/diciembre.