Imaginen esta situación: Recién te levantas, te sentís congestionado y decidís no ir al trabajo, le pedís a tu mujer/madre/hijo/marido que te traiga la notebook y cuando quiere abrir la puerta de tu habitación observas detenidamente como se le cae al piso y se parte en mil pedazos. Empiezas a llorar y la idea del suicidio se te pasa por la cabeza. Finalmente decidís ir a trabajar sintiéndote mal por miedo a matar a tu ser querido por haber hecho semejante atrocidad.

Parece que la gente de Lenovo se imaginó la misma situación y decidió realizar una muy buena publicidad que parodia lo que podría llegar a hacer tu abuela con tu laptop. Yo hubiera llorado sangre.

Vía: Pixel y Dixel