Soy fanático del desde casi toda la vida, es una de mis bebidas favoritas. Pero encuentro muy difícil pensar en comprar el té con la imagen de algún político. Incluso sintiendo simpatía por el.

Por eso me impresiona un poco que alguien produjera el té de Obama Drink for Change y el té de McCain Extra-Mavericky, cada uno con un precio de US$ 15.50 por cada 85 gramos. Por cierto, el arte publicitario que representa cada té, y su respectivo político, es genial. Muy bien logrado a nivel de concepto y definitivamente muy creativo.

Vía: Delicious