Un grupo de hackers llamado Greek Security Team logró infiltrarse en el sistema del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) y, según informan, estuvieron a "un paso" del sistema principal que permite manejar uno de los detectores.

Los científicos explicaron que los hackers no querían interrumpir los experimentos sino que simplemente pretendían mostrar que había una falla en el sistema (menos mal, sino todos estaríamos dentro de un pequeñito agujerito).

Uno de los científicos dijo que fue una “experiencia escalofriante” y explicaron que simplemente querían "dejar constancia de que es hackeable". Finalmente un solo archivo fue dañado.

Enlace: Piratas informáticos lograron infiltrarse en el programa del acelerador