Si pensaban que los guionistas de Lost (Perdidos) estaban un poco desquiciados por los números (chungos) que nos salen hasta en la sopa, no tienen idea de como son los chinos. Imagínense 1.321 millones de Hurleys corriendo diciendo "The Numbers are bad". Bueno, pues para los chinos todos los números (en mayor o menor medida) son bien bad. Menos el 8.

En la cultura China el 8 es el rey de los números. Es la suerte destilada. La fortuna transformada en matemática. Es el bienestar infinito. Es el número más jugado de la lotería. Millones de iPhones piratas se mueren por tener ese dígito en su número (mientras más veces se repita mejor). El 8 es como un dios número, viéndolo así, de facto, es el que tiene más seguidores del mundo. Hay calculadoras con puros ochos. Incluso hay quienes dicen que las chinitas más bonitas son aquellas nacidas el 8 de agosto, desde tiempos inmemoriables.

Bueno, toda está historia es para contarles que hoy 8 de agosto del 2008 a las 8 de la noche con 8 minutos y 8 segundos se dan inicios a los XXIX (este número no es 8) Juegos Olímpicos.