Nos enteramos hace un momento, lamentablemente la sentencia en el jucio de la SGAE versus Julio Alonso es condenatoria.

De acuerdo a la jueza hubo menoscabo del honor de la SGAE y considera que Julio es responsable como "una suerte de colaborador necesario de las manifestaciones vertidas en su blog que atentan al honor de la actora y que (…) no sufrieron intervención alguna por parte del demandado".

Lo que más me preocupa a largo plazo, y que nos veríamos de una u otra forma todos perjudicados es algo que con mucha razón Julio expiica (las negritas son mías):

Como único precedente jurídico la juez cita la sentencia del caso PutaSGAE, que no es firme, puesto que hoy mismo el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación contra ella, y por lo tanto no cabe alegarlo como precedente. También cita otra sentencia, la de la Frikipedia, que a su vez se remite a esta misma sentencia de PutaSGAE. Esto es, todo casos de la SGAE contra alguien y todos encadenados unos con otros. Cualquiera que no estuviera mejor informado y no conociera nuestro sistema jurícido podría llegar a pensar que se está intentando crear una jurisprudencia ad-hoc para la SGAE.

Por último, Julio Alonso pretende publicar el video del juicio, para que todos podamos ver cómo se comporta la SGAE en estos casos como explicó en una entrevista para 20 minutos, algo que la misma SGAE pretende impedir (sin ninguna base legal). ¿y después se quejan que los acusen de gangsters? con todas estas tácticas es imposible no hacer la relación.

Se recurrirá la sentencia, por supuesto. No hay que permitir que estas personas, aprovechándose de aparente desconocimiento de los jueces con respeto a internet, destruyan la libertad de expresión.