La campaña para la presidencia en Estados Unidos se pone agresiva, muy agresiva, a un punto que se vuelve un poco penoso y decepcionante, sobre todo considerando que hasta hace poco se mantenía el respeto, se pasaba un poco del ataque y cada candidato se enfocó más en proponer soluciones para algunos de los problemas más grandes que tiene el país.

Empezó John McCain, comparando a Barack Obama con Paris Hilton y Britney Spears, el spot asegura que aunque sea la celebridad más grande del mundo, no está preparado para gobernar el país:

La campaña de Obama ha respondido en más o menos un día con un comercial en que acusan a John McCain de ser viejo, con ideas anticuadas y de usar el ataque, cosa que de cierta manera ellos también hicieron, pero así es la política, el spot:

Esperemos el nivel suba, porque hasta ayer, es súper interesante seguirlos y ver un poco de lejos la campaña, pero este tipo de cosas es simplemente decepcionante.