pablo_soto.jpgWarner, Universal, EMI y Sony-BMG han presentado una demanda contra Pablo Soto Bravo de 13 millones de euros por crear Blubster, Piolet y Manolito, programas para conectarse a redes P2P y compartir archivos, en oooootro caso más donde el acusado del asesinato es el martillo.

Aún así, no hubo asesinato, en España el intercambio sin fines de lucro de música no es penado por la ley, aun así aseguran que la creación del software que tiene fines comerciales y con una "conducta parasitaria" obteniendo provecho de las obras de otros.

Vale recalcar que MP2P Technologies (la empresa de Soto) sí está generando dinero, por ejemplo, aunque hay una versión gratuita de Blubster, también ofrece la versión "XXL" que cuesta $19,95 dólares, el no puede hacerse responsable por el comportamiento de los usuarios, sus herramientas son neutrales y no incentivan ningún comportamiento específico.

Ante la demanda Soto dijo:

En lugar de abrazar la tecnología, eligen un camino que en última instancia les llevará a su propio final. El litigio en sí mismo no es un modelo de negocio válido, sin embargo, ha sido su fútil y desesperado objetivo desde el advenimiento del P2P

Por cierto que Pablo Soto es el responsable de Omemo, un programa que por medio del P2P crea discos virtuales con espacio virtualmente infinito.

Enlace: Las discográficas reclaman 13 millones a un español creador de software P2P | Foto: Antonio Delgado

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.