No lo olviden, ese teclado es diariamente manoseado con los dedos llenos de diferentes sustancias y por supuesto, de sudor. Si a eso sumamos que la gente come y lanza pequeños escupitajos al hablar, detenganse y reflexionen: tecleamos en verdaderas granjas de gérmenes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.