Aunque un perfil de Facebook puede ser la cosa más sobrecargada del mundo, solo comparable con un mercado chino del norte de Hong Kong, hay que reconocer que el diseño actual, medio permite cierto orden efímero. Podría ser peor, mil veces peor.

La gente de Facebook se dio cuenta del desastre inminente y ha buscado una manera de poner orden al monstruo. Muy pronto se estrenara un nuevo diseño basado en pestañas, donde se separa muy bien el feed del usuario, su información personal, su pared (wall), sus fotos y por último las "enfermas" aplicaciones.

Con este nuevo diseño Facebook espera poder:

  • Hacer los perfiles de usuario más simples y relevantes para las personas y sus amigos.
  • Ayudar a los usuarios a representarse a si mismos y controlar sus perfiles
  • Ayudar a los usuarios comunicarse con sus amigos a través de contenidos, así como a través de canales establecidos

En el blog de Facebook para desarrolladores encontramos más información sobre el cambio. Me parece un buen cambio y sorprende un poco lo rápido que se mueven. Lo que es probable, es que las aplicaciones terminen perdiendo la importancia "fundamental" que tenían en la actualidad, al estar ubicadas en la última pestaña.

Vía: Denker Uber