Movistar será la única empresa privada de telefonía móvil en Ecuador, después de que las autoridades no renovaran el contrato de concesión a Porta -con más de 7 millones de usuarios y perteneciente a América Móvil-. Así, la división móvil de Telefónica sólo competirá con Allegro, que pertenece al estado.