torrenova.jpgEl fin de semana (desde el jueves 8 al domingo 11) estuve en el Menorca Tech Talk 2008 organizado por el socio Martín Varsavsky en Torrenova, su maravillosa finca en Menorca, para mi fueron cuatro días de aprendizaje intenso e invaluable de muchas personas que admiro, además tuve la oportunidad de conocer a nuevas personas y acercarme más a algunas otras con las que ya había tenido contacto previamente.

El evento intentó (y logró) reunir un poco más de 60 personas invitadas por Martín involucradas en diferentes proyectos, la mayoría relacionada con internet, en un lugar que permita relajarnos, sin horarios, sin estructuras definidas, en espacios comunes que ayudaron mucho a la conversación espontánea entre personas que probablemente no se conocerían de otra forma. ¿Networking? sí, pero de una forma totalmente diferente a los destinados a esta actividad, el espíritu del Tech Talk no era sacar la mayor cantidad de contactos posibles, sino que, como decía Martín, intentar hacer nuevos amigos y aprender de ellos.

...que fue justamente lo que sucedió conmigo, aprendí, y aprendí muchísimo, más de lo que imaginaba y más de lo que esperaba, en tantos niveles y en tantos aspectos que aún sigo y seguiré asimilando durante algunos semanas.

Es curioso, durante los cuatro días que la mayoría estuvimos solo hubo dos eventos "estructurados": una charla privada el viernes en donde muchos contaron los problemas y retos que enfrentaban con sus iniciativas. Al día siguiente una charla pública y abierta en la cual Joi Ito, Jacob Hsu, Thomas Crampton, Andrew Mclaughlin, Zaryn Dentzel, Loic Le Meur y Ola Ahlvarsson hablaron del estado del internet, cómo iniciar proyectos en otros continentes y los tipos de emprendedores que hay por el mundo, condicionados tanto por su actitud al hacer negocios como por el país donde se encuentran.

Ola usaba una palabra para describir a los emprendedores en diferentes partes del mundo y si yo tuviera que usar una para describir a todos quienes asistieron al Tech Talk tendría que ser: positivo.

Encontré esa característica en todas las personas con las que hablé o escuché hablar durante el evento, mantenían una actitud muy positiva con respecto a sus proyectos, de la misma forma habían actitudes sumamente positivas cuando escuchaban hablar de otros proyectos, una sensación generalizada de ayuda, una buena confianza en lo que está sucediendo en internet y en el mundo de la tecnología y una actitud muy positiva al cambio, a la mejora y a lo nuevo.

Tal vez sea mi caso personal pero durante los 4 días no escuché una sola queja amarga de nadie, no escuché ataques a otros proyectos, ni a la competencia, no escuché comentarios con malas intenciones sobre el resto; sí escuché críticas y siempre eran constructivas. El reconocimiento a quienes hacen cosas interesantes en internet era constante y era totalmente abierto entre todos, muy lejano a envidias.

En lo personal me siento con mucha suerte de haber sido parte del evento, no solo eso, espero haber logrado transmitir algo bueno y positivo a otras personas con las que compartí durante los cuatro días. Agradezco a todas los que tenían algo que comentarme acerca de lo que hacemos en Hipertextual.

También considero importante felicitar no solo a Martín por la increíble convocatoria y el poder de reunir a más de 70 personas tan interesantes en un lugar, a Matías, Pietro Saccomani y Nina Wiegand por organizar, coordinar a tantas personas, y hacer un evento impecable.

Foto: Benjamí

👇 Más en Hipertextual