Las libretas o cuadernos Moleskine son simplemente alucinantes. Un canto gregoriano a la productividad. Un gadget mejor que las ya casi extintas palms. Vía Lifehacker llego a la interesante Moleskine Notebooks: The Ultimate Guide.