No, no es que tenga ánimos de ser soez, pero parece que la clase política ya pasa de convencer a los votantes con las habituales promesas -"si al final nunca las cumplimos", habrán pensado- y han pasado a lo que parece interesar de verdad: el sexo.

El que ven es el cartel con el que promociona su candidatura Milly D'Abbraccio **[NSFW]**, una actriz porno -claro- que se presenta a las elecciones municipales por el Partido Socialista. "Basta con esas caras de culo" reza el cartel que no ha sido colocado en las cercanías de El Vaticano "por no molestar".

Aunque el candidato del partido a la alcaldía de Roma, Franco Grillini, no enseñará el culo pero sí ha enviado a repartir 10.000 preservativos por las calles de la ciudad. ¿De verdad alguien votaría a esta gente por estos curiosos motivos? Parece que la propaganda huye de la conspiración y se acuna en el sexo.

Enlace: [Una actriz porno, candidata al Ayuntamiento de Roma, tapiza la ciudad con poster de sus encantos](http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080409/53452897843.html)