Leo un interesante artículo en el New York Times, You’re an Author? Me Too! acerca de la explosión desmedida de blogs y otros sitios de publicación automática sin necesidad de conocimientos técnicos, además de la cifra creciente de libros publicados (300 mil en 2006, 400 mil en 2007 solo en Estados Unidos) gracias a servicios de impresión bajo demanda que no requieren de un proceso editorial para ser publicados.

La reacción de algunos escritores no es la mejor, probablemente no entienden cómo funcionan los nuevos medios haciendo aún separación y distinción entre escritores y lectores, una línea que cada día más difícil de ver, ya que ahora somos tan lectores como escritores, Gabriel Zaid, es aparentemente uno de ellos:

A medida que la publicación se vuelve más barata, la urgencia de escribir sobre mi mismo se ha convertido en la oportunidad de publicar sobre mi mismo [...] Ahora todos tienen pueden predicar en el desierto

No es ningún secreto que un buen porcentaje de lectores de los blogs son bloggers, algo que muchos ven como algo malo dejando pasar grandes oportunidades de entablar conversaciones y discusiones en las que todos ganamos y de paso enriquecemos la calidad de contenidos en internet.

Vía: Clusterflock