Vodafone acaba de anunciar una iniciativa, relativamente buena para el usuario: a partir de ahora, algunos de los juegos que están disponibles para descargar desde su plataforma de contenidos Vodafone Live, serán más baratos gracias a la inserción de publicidad.

Juegos que hasta ahora costaban 3 euros como Rollercoaster, Towerbloxx, Brain Juice o Buscaminas; ahora costarán 2 euros. Como digo es una relativa buena noticia, sobre todo por el miedo que me provoca el intrusismo que puede conllevar esa publicidad, que tal y como afirman desde la compañía, consistirá en "la aparición de contenidos y mensajes publicitarios al principio del juego, con el cambio de pantallas o fases, durante la ejecución o incluso en momentos del propio juego".

Las primeras marcas que participan en el experimento son Heineken, Mercedes-Benz, Nestlé, CEPSA, HP, Atrapalo.com, BBVA, Línea Directa Aseguradora y Microsoft. Lo que yo me pregunto es si la rebaja de 1 euro se queda corta, tomando en cuenta la forma en la que se presentará la publicidad y la inversión hecha por estas marcas.

De momento, sólo podrán disfrutar de este sistemas los clientes de Vodafone que cuenten con los siguientes modelos de teléfono: Nokia E65, Nokia N70, Nokia N73, Nokia N95, Nokia N6280, Nokia N6288, Sharp 770 SH y Samsung ZV60. Eso sí, desde la empresa prometen ampliar el número de modelos compatibles.

¿Se dejarían ustedes ahogar en publicidad a cambio de pagar menos? Es el eterno debate, aunque como dice mi madre: "A veces, lo barato sale caro".