Mucha atención a la siguiente noticia:

El grupo bancario HSBC admitido hoy la pérdida de un disquete informático con los detalles de 370.000 clientes, aunque ha aclarado que la posibilidad de fraude es limitada.

El disquete, que contenía los nombres, las fechas de nacimiento y detalles de los seguros de los clientes, se perdió hace cuatro semanas tras ser enviado por un mensajero desde unas oficinas del grupo en Southampton, sur de Inglaterra, a un reasegurador.

Dos cosas que me llaman muchísimo la atención:

  • ¿¿Cómo es posible que en 2008 aún usen disquetes?? (a menos que se trate de una tape backup o algo así...)
  • ¿Por qué envían datos en un soporte físico por mensajería sin hacer un respaldo?

HSBC es una de las instituciones financieras más grandes y poderosas del mundo, me sorprende que no sean capaces de hacer transferencias seguras super-encriptadas vía internet, y recurran a un ...disquete... para mandar algo tan importante como datos de clientes.