No, no es que estos dos osos hayan tomado lecciones de baile con James Brown. La grabación fue hecha en el Glacier National Park como parte de un proyecto para estimar el tamaño de la población de estos animales en el parque. Se cree que esta forma de frotar su espalda contra los árboles es para comunicarse con otros osos. Luego algún freakie le colocó música de fondo, dando como resultado a los osos con más flow del parque.

Enlace: The Bear Rub