Me recuerda la idea del tren que diseñí Eiji Mitooka y que Eduardo calificó como "el más bonito del mundo".

En este caso, los vagones se parecen mucho a los salones de más de un apartamento ya que está decorado con colorido mobiliario de Ikea como promoción por la apertura de una nueva tienda en Japón.

Hay que ver cómo ha cambiado el metro japonés desde 1991, y hay que valorar lo creativo -y seguramente costoso- de esta acción publicitaria.

Enlace: Tren IKEA