Después de la controversia relacionada con la inclusión de Safari en la lista del Actualizador de Software de Apple en Windows cuando este no estaba instalado, la empresa no decide dar marcha atras sino que mejorar el diseño de la interfaz de la aplicación separando software nuevo de actualizaciones de programas previamente instalado.

Sí es un buen primer paso, pero hace falta que no esté seleccionado por default la instalación del Safari, un navegador que Apple quiere posicionar en el mercado sea como sea ...o eso parece.

Vía: CNet News