Dice la leyenda urbana que los costeños colombianos sienten un desmedido amor por las burras. Un reportaje de VBS.tv confirma un tópico generalizado tan grande como el de los españoles flamencos o el de los franceses malolientes.