Investigadores de la Universidad de Rennes y del ESRF han descubierto 356 pequeños animales prehistóricos extintos en unas piezas de ámbar. En un inicio parecían no tener importancia, pero lo que sucedía era que el material era opaco y no se podía ver nada en su interior. Los animales tienen una antiguedad de unos 100 millones de años. Vía Menéame.