Si te tocan "uno de esos días" en que tienes que estar despierto las 24 horas (como Jack Bauer), en The Cranking Widget dan 6 buenos consejos, traducidos por Victor Esparza:

  1. Regula el consumo de cafeína sobre todo al final de la maratónica jornada, porque además de volverse tu sistema nervioso inmune a sus efectos te puede resultar contraproducente y despertar ansiedad.
  2. Cambia la ingesta de snacks y golosinas por frutas y barras nutritivas en intérvalos regulares; de este modo no sentirás el estómago vacío ni una sensación de exceso de glucosa en tu torrente sanguíneo.
  3. No sucumbas en el momento en el que “el sueño está por vencerte”: a lo hora que acostumbramos dormir es natural que empieces a cabecear pero si te distraes, das una caminata y respiras un poco de aire fresco lo vencerás… y a seguir el resto de la jornada.
  4. De no conseguirlo, prográmate pequeñas siestas de 15 minutos máximo lo más espaciado posible, y no sobre un lugar cómodo como puede ser un sofá y menos una cama pues muy seguramente te atrape la fuerza de gravedad.
  5. Música acompañando el ritmo con el pie: y de preferencia una con la que no te embargen sentimientos de tristeza o melancolía sino que inyecte de adrenalina tus oídos.
  6. Un plan de trabajo para toda la jornada: si no defines previamente qué tareas tienes que cumplir para qué momentos del día, no podrás llevar un monitoreo de tu eficiencia y es probable termines renunciando y dejes todo inconcluso y para el día siguiente.

Enlace: Cómo conseguir 24 horas de trabajo efectivo