No es un secreto que Carlos Slim sigue tratando de entrar de manera fuerte en España a través de la compra de algún gran grupo de comunicación. Y el multimillonario mexicano no tiene un pelo de tonto y quiere hacerse con Prisa, con todos sus periódicos, televisiones y radios.