No debería ser novedad, pero lo es, según comScore los jóvenes entre 18 y 24 años prácticamente no miran los periódicos impresos.