Enviar spam ya es grave, pero enviar spam a tus clientes me parece uno de los peores errores que una empresa puede cometer, especialmente cuando se trata de una aerolínea de bajo costo que puede operar y mantener precios bajos gracias a internet.

En 2007 hice un viaje usando Jetairfly una aerolínea Belga antes conocida como TUI Airlines Belgium. Como cualquier otro registro me pidieron mi dirección de correo para confirmar mi reserva y cualquier problema que pueda surgir.

5 meses después recibo un correo promocional no solicitado por parte de la aerolínea que dice:

Comprase un vuelo en jetairfly.cm en el psado, por eso hemos registrado tu dirección de email

Queremos mantenerte informado con todas nuestras promociones, tips en nuestros destinos y la última información relacionada a Jetairfly. Por eso hemos creado este newsletter.

Para evitar que te pierdas las ediciones de nuestro newsletter ya te hemos suscrito.

Lamentablemente la compañía me inscribió a la lista sin pedirme permiso, sin avisarme antes o sin preguntarme si estoy interesado en recibir noticias, he hecho el proceso para de-suscribirme y aseguran que no me enviarán más correos, el problema es que nunca pedí que me los manden.

Jetairfly asegura apegarse al código de comportamiento en internet de ABTO (traducción automática de Google) que en el punto 3 asegura que no recibiré jamás spam, esto no ha sido cierto.

Espero que haya sido una mala decisión que no repetirán.