El último sistema anticopia de Blu-ray ya ha sido crackeado aún cuando algunos ejecutivos de Sony aseguraban que era casi imposible.