Parece que se acerca el fín de esos informes médicos que se cuelgan en la parte de delante de las camas de los hospitales. Ya durante el CeBIT se presentó el Anatomic Symbolic Mapper Engine, una especie de scanner de IBM capaz de almacenar los datos médicos de los pacientes. Sin embargo, Wacom ha llegado a un acuerdo con Phillips para hacer algo más funcional y portable.

El CliniScape permitirá con un fácil uso a través de una pantalla táctil, introducir los datos de cada paciente y además, mostrarle al instante los resultados, diagnósticos y tratamientos prescritos. Todo esto, por supuesto, se va integrando en el sistema informático del hospital al instante. Según la compañía:

El CliniScape de Philips ofrece un número de características técnicas reunidas en una única plataforma de PC portátil con procesador Intel bajo entorno Windows Vista. Dispositivo ultra-ergonómico y con conexión fija, preparado para ser utilizado con un sencillo aprendizaje y para conferir beneficios significativos a los usuarios clínicos, basados en ayudar a reducir los errores médicos, identificar al personal y a los pacientes, rellenar datos en tablas, capturar señales vitales, escribir informes y validar transfusiones de sangre.

Sí, se trata de un miniordenador con un procesador Intel Core Solo a 1,2 GHz. Además se puede conectar a internet mediante WiFi -incluso a redes tipo n-, tiene Bluetooth, un lector de RFID y códigos de barra, además de una cámara de 2 megapíxeles. Se antoja completo para el uso que se le pretende dar.

Es ese tipo de cosas que veíamos en series de ciencia ficción y nunca creímos que veríamos, eso sí, la implantación de estos sistemas es complicadísima partiendo del punto en el que hay que tener detrás una completa red que permita conectar los dispositivos a la base de datos de los hospitales, y a estas alturas, incluso en España hay hospitales que parecen propios del tercer mundo. Seguramente habrá que esperar, pero los intentos se están llevando a cabo.