Microsoft es la empresa favorita para odiar estos días, en los 70's no existían y esa posición la tenía IBM. Hoy me encuentro con un interesantísimo artículo escrito por Don Reisinger, donde hace un repaso a la historia y llega a la obvia conclusión: algún día odiaremos a Apple y a Google.

Ya sea por las cuestionables prácticas que estas dos empresas últimamente tienen, aún cuando digan que "son buenos". Al final las empresas son empresas y aunque nuestros deseos consumistas nos impulsen a convertirnos en fanboys llegará el momento en que muchos nos preguntemos qué pensábamos cuando defendíamos con pasión a Google.

Enlace: Even Apple will be hated one day | Vía: Slashdot