Ya he hablado del mal gusto que resulta el acumular contactos de una red social como si de postales coleccionables se tratara. Hoy en día, sea en Facebook, MySpace o incluso Flickr, la gente pide ser agregada sin discriminación y otros tantos, buscando llenar alguna necesidad propia, aceptan y acumulan a gente desconocida entre sus contactos.

Esto es un agujero de seguridad en sí mismo: normalmente en esos lugares hay fotos, datos y detalles muy importantes y personales de más de uno, que pueden quedar a la vista de gente que no desearíamos que lo hiciese, o incluso, pueden ser reunidos con fines comerciales.

Las opciones son claras: no subir datos relevantes a estos sitios o agregar a la gente que realmente conoces o quieres que te conozca. Sino vean lo que le pasó al hijo del gobernador de Tabasco (México), que apareció en portada de un periódico mientras viajaba con su novia en el avión oficial del gobierno del estado, provocando un escándalo político. Sí, unas fotos de Facebook.

No será la primera vez que una red social airee los trapos sucios de más de uno, que no sabe que en esos sitios son observados constantemente. Así que cuiden los contactos… o lo que publican en sus cuentas. Yo sé de más de uno a los que tienen convenientemente trackeados a través de Twitter e incluso por lo que publican en su blog. Y es que la vida digital cada vez es más pública.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.