Este es el anuncio del nuevo Ford Focus. Cada uno de los 31 instrumentos utilizados para el comercial fueron hechos en base a diferentes partes del coche. Los responsables del entuerto mecánico musical son el compositor Craig Richey y el diseñador Bill Milbrodt. Este último es el director del The Car Music Project, una banda creada en 1994 y que utiliza partes de coche para tocar.

Y yo que creía que lo único que sonaba de un coche era el claxon, la alarma y la radio -las dos primeras con un ruido desagradable y la tercera, según la emisora-.

Enlace: ode to a ford | Vía: Neatorama