En los últimos días me he encontrado una buena cantidad de anotaciones acerca de la aparente afinidad que tiene Paulo Coelho con las descargas, sobre todo considerando que meses atrás estaba aparentemente en contra (inclusive pidiéndole a una sobrina que borre sus libros descargados).

Pero todos podemos cambiar y da gusto ver que este escritor (que personalmente me parece muy malo, pero vende muchísimos libros) no solo esté a favor de compartir contenido en internet por medio de redes P2P, sino que tenga un blog llamado The Pirate Coelho donde pone enlaces directos a sus libros en BitTorrent, eDonkey y otras redes de intercambio.

La teoría es que leer libros en el ordenador es incómodo, funciona bien para empezar pero cuando te interesa mucho vas y compras el libro; cuando Coelho puso El Alquimista para descargar libremente en su web, por bajas ventas en Rusia, aumentó de 1.000 a 10 millones de libros vendidos en pocos años. Por lo visto se ha enganchado tanto a internet que ya tiene Facebook o Flickr, dice contestar correos electrónicos que le llegan a diario y además cuenta con la ayuda de 3 personas más para sus andanzas por la red.