Compassion in World Farming es una ONG que busca mejorar la vida de los animales de granja en todo el mundo. Las imágenes que ven arriba son una clara denuncia de cómo malviven estos animales, que luego terminarán sobre la mesa de algún restaurante de comida rápida o en los congeladores de un supermercado.

Olviden como se engordaba hace años a los cerdos a lo largo de un año para comerlos en navidad, ahora no hay tiempo y siempre tienen que estar en orondas condiciones físicas. El problema es que se hace alimentándolos con basura química, que más tarde va a parar a nuestro organismo.

Según cuentan en Soitu, la Universidad de Bristol hizo un estudio de movilidad de estas aves y resulta que un 27% de las que estuvieron bajo lupa -51 mil de 171 criaderos ingleses-, tenían problemas para caminar debido al sobrepeso impuesto. Y no crean que sólo sufren los pollos. Ya en Earthlings, Joaquin Phoenix narraba las brutalidades que comete el hombre con los animales para sacar a flote su economía.